COMPARTIR

> Por Ariel Frate

Entre el regreso presidencial de Cris, las lesiones de Lio, las fugas de presos y las conmovedoras (y más que acertadas) palabras de Florencia Trinidad, a los grandes medios de ¿comunicación? se le siguen piantando hechos importantes  de su agenda noticiosa.

La lucha por el trabajo digno

Quizá 678 y Duro de Domar estaban enceguecidos por los fuegos artificiales de los festejos por la aprobación de la Ley de Medios; quizá Magnetto y sus secuaces (preocupados por el mismo tema) buscaban en manos de qué amigos distribuir la extensa cantidad de medios que hoy poseen y deben repartir. Lo cierto es que el pasado 5 de noviembre se cumplieron dos años de la desaparición de Daniel Solano.

Seguramente a muchos de los lectores no les sonará familiar, pues estos casos no suelen tener el rebote incesante que sí adquieren noticias del ámbito futbolístico o farandulero, pero Daniel Solano tendría 28 años si su vida no se hubiera cruzado con la de la empresa Agrocosecha, para la que había ido a trabajar desde Tartagal hasta Choele Choel en la temporada de cosecha de manzanas.

Las pésimas condiciones laborales y el maltrato reiterado se sumaron a una estafa millonaria por la cual la empresa se quedaba con más de la mitad de los salarios que les habían prometido a los trabajadores. Daniel no soportó tamaña injusticia, se organizó junto a sus compañeros y propuso una huelga que se hubiera iniciado justo dos días después de su desaparición.

La mafiosa respuesta no se hizo esperar y la noche del 5 de noviembre de 2011 Daniel fue sacado de una disco de la zona por un grupo de policías y ya no se supo de él. Desde el primer momento se intentó desviar la verdad argumentando que se lo había visto irse de regreso a Salta, y luego se intentó imputar a un “perejil” de ser el culpable del asesinato de Solano. Sin embargo, el incansable trabajo de sus familiares y compañeros junto a la tarea de los abogados fueron abriendo paso a la verdad.

La larga lista de testigos presentada por los abogados aseguran que Daniel fue sacado del local bailable por policías de la comisaría del Choele Choel. Fue golpeado en varias ocasiones dentro y fuera del boliche y luego se lo llevaron y ya nunca se supo de él.

A dos años de aquél episodio, hay 7 policías detenidos y procesados por homicidio. Sus familiares no descansarán hasta llegar a los autores intelectuales que, aseguran, tienen que ver con la empresa explotadora Agrocosecha. El cuerpo de Daniel Solano sigue desaparecido y su nombre da pelea entre las páginas  y micrófonos de aquellos medios de comunicación que hablan de lo que tienen que hablar, aún frente a los multisilencios.

La lucha por la tierra

El mes pasado se cumplieron también dos años de otro asesinato que poco a poco se va perdiendo en la vorágine noticiosa. El 16 de noviembre de 2011 Cristian Ferreyra, campesino, luchador, militante de su lugar y su cultura a través del MOCASE V.C. fue asesinado a quemarropa por Javier Juárez, empleado del empresario sojero Jorge Ciccioli, quien desde hacía meses venía amenazando a Ferreyra y a su familia.

A diferencia del caso de Solano, el asesinato de Ferreyra tuvo una trascendencia mucho mayor a nivel mediático, a tal punto que Página/12, Visión 7 y hasta el mismísimo diario Perfil abordaron el hecho y no pudieron dejar de decir que esta muerte fue una más en la pelea entre quienes defienden la tierra como medio de vida y quienes sólo ven en ella un negocio multimillonario para unos pocos.  Vale recordar y repudiar el accionar de las autoridades de Página/12 que recortaron el único párrafo de la nota escrita por Darío Aranda que hablaba de la responsabilidad del gobernador Gerardo Zamora. ¡Aguante la multiplicidad de voces!

Pero los tiempos corren y las noticias también.

Curiosamente, a dos años exactos del asesinato de Cristian, Página/12 presenta una nota titulada “De visita en Santiago del Estero”. No lector, no se ilusione, por unos segundos quien escribe también creyó que las autoridades nacionales habían ido a encontrarse con la familia Ferreyra, pero no, la volanta anticipa: “varios ministros estuvieron con Gerardo Zamora”. ¿De qué trata la nota? Una enorme recorrida de campaña de cara a las elecciones gubernamentales de esa provincia, en las cuales la mujer de Zamora será candidata del oficialismo.

¡Atención!, se viene el verano y un Mundial de Fútbol acá nomás, a prestar atención porque si durante el año hay noticias que no trascienden, cuando los culos y las pelotas de fútbol son protagonistas, las peores verdades se esconden por debajo.

SIN COMENTARIOS

RESPONDER