COMPARTIR

> Por Félix Herrero

El especialista en recursos energéticos y vicepresidente del Movimiento de Recuperación de la Energía Argentina (MORENA), Félix Herrero saludó la iniciativa de la expropiación de YPF pero advirtió que la empresa “está mucho más achicada de lo que históricamente fue”, ya que su producción no representa más del 40% del total del petróleo extraído en Argentina. Además, nada garantiza que no continuará las quitas de concesiones que vienen realizando las provincias: “Si este proceso continúa, va a terminarse en la compra o expropiación de una empresa que cada vez está más achicada”, explicó Herrero a MASCARÓ.
“Estamos de acuerdo con este proyecto de ley, pero creemos que es un punto de partida, no es el punto final, como algunos funcionarios del gobierno pretenden que sea. Hay que expropiar el 100% de la empresa”, afirma el referente del MORENA, quien además sostiene que hay que hacer auditorías sobre todo el sector petrolero, porque no solamente YPF dejó de invertir, sino que también lo hicieron otras multinacionales que tienen concesiones.

Herrero propone que haya un organismo independiente que haga el control social de la empresa, control social que debe comenzar ahora mismo, y hacerse extensivo a los interventores. “No podemos dejar de controlar a (Julio) De Vido, quien fue durante 9 años propulsor e impulsor de la política privatista de Menem”, enfatizó el licenciado.

¿HAY QUE PAGAR? ¿CUÁNTO?

Contra los pronósticos catastróficos de quienes prevén una crisis fiscal por los gastos implicados en la compra de YPF, sostuvo que la empresa se puede pagar pero que hay que definir un precio justo y una modalidad adecuada. En su opinión, el Tribunal de Tasación no debe tomar el precio bursátil o de mercado, como dice la ley de expropiaciones, porque eso estaría alrededor de 8.900 millones de dólares. “Cuando se privatizó, como YPF era pública y no cotizaba en bolsa, se cotizó muy mal pero de una forma muy favorable al comprador y no al Estado que vende barato. El patrimonio neto de YPF Sociedad Anónima hoy día es de 4.250 millones de dólares. Si se compra la mitad estamos en los 2.100 millones de dólares y alrededor de esa cifra, un poquito menos, es la utilidad anual que tiene YPF. O sea, habría que tomar en cuenta el patrimonio neto y tomar el método Eskenazi de comprar: comprar sin poner un peso, pagar indemnización sin poner un peso, y pagarlo con las utilidades de la empresa”.

Por otra parte, señaló que “El Estado podría emitir bonos de adquisición de YPF, porque el valor de YPF es menos del 5% de las reservas monetarias del Banco Central. Entonces podría garantizar el 100% con los bonos para pagar indemnización o pagar el 17% que está en las bolsas de Nueva York, Madrid y Buenos Aires. No hay problemas grandes y además, si las ganancias de YPF anualmente son 1.800 millones de dólares, o sea, la mitad son 900 millones, se estaría pagando el valor de YPF en muy poco tiempo”.