COMPARTIR

“El rico se enseñorea de los pobres; y el que toma prestado es siervo del que presta”

Proverbios 22:7

Lo que se hereda no se quita, paga bien sin mirar a quien

Sangre sudor y lágrimas

“…Hay dos millones de argentinos que ahorrarán hasta sobre su hambre y sed para responder…a los compromisos de nuestra fe pública en los mercados extranjeros (…) Si es necesario, pagaremos la deuda con la sangre, el sudor y las lágrimas de los argentinos… pero pagaremos…” Pte. Nicolás Avellaneda, 1877.

Compromiso de honor

“…Como todos sabemos y sufrimos, la deuda externa, imprudentemente contraída durante más de una década, significa una pesada carga para el pueblo argentino. Pero constituye además, un compromiso de honor para la República, tal como tantas veces lo reafirmara el general Perón. Por eso, será atendida por mi gobierno…”  Pte. Carlos Saúl Menem, 8 de julio de 1989.

Pagadores Seriales

“…La Argentina ha pagado, entre el año 2003 y el año 2012, 173.733 millones de dólares.(…) Digamos que más que deudores recalcitrantes somos pagadores seriales (…) fuimos el país que entró en el Guinness por ser la deuda soberana más importante que se ha defaulteado creo que también debemos estar en el Guinness de los países que más hemos pagado (…) Por eso me parece importante que todos los argentinos sepamos el esfuerzo que hemos hecho…” Pta. Cristina Fernández de Kirchner, 27 de Agosto de 2013.

Sana, sana… si no paga hoy pagará mañana

El honor también se paga en plazos

“…vistos los recursos actuales y posibles de la República los acreedores arribaron a esta conclusión: los males que afligen a la República Argentina son pasajeros; …poniendo en juego los grandes recursos que ese país posee, en muy pocos años podrá ponerse en condiciones de atender honorablemente al cumplimiento de toda su deuda. Lo único que se necesita es que se dé un plazo para poder reorganizar su hacienda pública…”. Diputado, ex Pte., Carlos Pellegrini, 11 de junio de 1906.

Con sensatez y conciencia social también se puede pagar

“…El problema de la deuda externa, quizás uno de los más graves que configuran la situación que recibimos (…) Tras el debido análisis y estudio para determinar qué parte de la deuda es realmente legítimo, procuraremos renegociar nuestras obligaciones (…) Presentaremos nuestro programa, sensato, técnicamente correcto, compatible con el crecimiento del país y el pago de la deuda (…) no creemos que el problema de la deuda pueda resolverse con medidas que impliquen más recesión económica, ni siquiera en el supuesto inconcebible de que estuviésemos dispuestos a aceptar lo inaceptable, es decir, la prolongación de la pobreza y la miseria del pueblo (…) Este endeudamiento externo que el país, siguiendo una tradición inalterable, reconoce en cuanto haya sido legítimamente constituido, no puede resultar un freno al desarrollo del país…” Pte. Raúl Alfonsín, 10 de diciembre de 1983.

Cuando afuera se grita ¡que se vayan! adentro
se acuerdan de los compatriotas… y sin embargo…

“…lo que es más grave, se ha priorizado el pago de la llamada deuda externa frente a la deuda que este país tiene con sus propios compatriotas (…) Vamos a tomar el toro por las astas…. anuncio que el Estado argentino suspenderá el pago de la deuda externa. (Aplausos prolongados. Muchos señores legisladores se ponen de pie).

Esto no significa el repudio de la deuda externa. Esto no significa una actitud fundamentalista. Muy por el contrario, se trata del primer acto de gobierno que tiene carácter racional para darle al tema de la deuda externa el tratamiento correcto…” Pte. Adolfo Rodríguez Saa, 23 de diciembre de 2001.

Con crisis, conciencia social y el viejo “si nos dejan crecer”, también se puede pagar

“…La deuda es responsabilidad  de los malos gobiernos de la Argentina y de quienes los prohijaron, protegieron y tomaron como modelos desde el exterior. (…) No pagaremos deuda a costa del hambre y la exclusión de millones de argentinos generando más pobreza y aumentando la conflictividad social, para que el país vuelva a explotar. (…) Este gobierno, con racionalidad y toda la prudencia del caso, seguirá principios firmes de negociación con los tenedores de deuda soberana (…) Creciendo nuestra economía mejorará nuestra capacidad de pago…” Pte. Néstor Kirchner, 1 de marzo de 2004.

Honrar la herencia

“…que nadie se equivoque. Nosotros queremos cumplir con el 100 por ciento de los acreedores; queremos cumplir con el 92,4 por ciento que accedió a ingresar al canje del 2005 y del 2010 y también queremos cumplir con los que no ingresaron (…) Acá en la Argentina lo que sobra es buena fe y la buena fe la hemos demostrado haciéndonos cargo de las deudas….” Pta. Cristina Fernandez de Kirchner, 20 de junio de 2014.

SIN COMENTARIOS

RESPONDER