COMPARTIR

“Por el bendito afán de una moneda más
Aguas danzantes sobre la ciudad
Montes chaqueños hoy como canchas de golf
Y la tormenta ahoga el corazón”.
Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Jorge Araujo //

La ley de la catástrofe

La lluvia cae de arriba para abajo

como siempre

o se escurre entre las raíces

o se vuelve río buscando el mar.

Hay una memoria del agua

que no se borra con asfalto

ni con dinero

La catástrofe cae de arriba para abajo

como siempre

puede ser cotidiana invisible

o extraordinaria inocultable.

Tiene un doble origen:

el cáncer maligno

que avanza silencioso

la realidad brutal

que desnuda las consecuencias

La naturaleza tiene sus leyes

a veces da frutos

y a veces castiga

Tiene sus leyes

inmutables

El Estado tiene sus leyes

leyes para ricos

leyes para pobres

Tiene sus leyes

de aplicación diferenciada

El capitalismo tiene sus leyes

A veces destruye al hombre

a veces destruye el medio

a veces destruye a ambos

El legislador es llamado lucro

y sabe aceitar el funcionamiento
de todo

La catástrofe tiene sus leyes

naturales

estatales

y capitalistas

la diferencia se llama Responsabilidad

Catastrofea (Los viajes de Catástrofes)

Catástrofes visitó Brasil

queriendo aguar la fiesta de Privilegio

Privilegio envió un pajarito
con su mensaje

Catástrofes navegó hasta la isla
de la Diosa TV

buscando la doble vara

para medir

La Diosa

encendió

su fogata
de humo negro

Catástrofes buscó comida
en tierras de Shopping

Pero un poderoso ejército lo protegía

Allí se hallaba Estado, el guardián
de un solo ojo

Catástrofes entró en la ciudad
de los techos vacíos

e hizo desastres en el reino
de Especulación

Envalentonado Catástrofes entró triunfal por donde siempre

donde la muerte es comensal
de la mesa sin pan

Al final de su viaje Catástrofes
visitó el cementerio

y allí no estaban los nombres
de todos sus hijos

Las aguas bajan…

Y después,

(antes del después definitivo

que es el patrimonio del olvido)

Sobre las huellas del barro seco se lee

- te lo dije

- les prometo

- ¡cómo es posible!

Y junto a los mosquitos y las pestes brota

la farsa sensiblera
que vende entretenimiento

la farsa nauseabunda que señala a otros

la farsa irresponsable

que seguirá entrelazando los hilos

de la próxima

catástrofe

Lo único que flota

lo único que no pudo tapar el agua

es la solidaridad

ese fuego que calienta
sólo si encuentra al otro

que arde con la rabia

y con las manos

Y del lodo

junto a la muerte prematura

nacerá una flor

con larga raíz de memoria

y punzantes espinas de justicia

SIN COMENTARIOS

RESPONDER