COMPARTIR

> Por Pedro Herrera (Periódico El Coyuyo)
La participación de los jóvenes en los últimos 20 años. Una mirada desde diferentes espacios políticos sobre el kirchnerismo y su relación con las nuevas generaciones.
[frame src=”http://revistamascaro.org/wp-content/uploads/2012/07/SUBNOTA-Coyuyo-c1.jpg” width=”200″ height=”143″ align=”left” style=”2″ linkstyle=”none” title=”Paramilitares entre campesinos invisibles en Santiago del Estero”]El martes 5 de Junio de 2012 desaparecía físicamente Aníbal Barrera (Balcho) en la comunidad de Maravilla, unos 240 km al norte de Santiago Capital, el comunero era reconocido en la organización local por su entrega y pertenencia a la tierra. Más al Norte (comunidad de Ahí Veremos, Dpto. Pellegrini) 3 campesinos fueron atacados a golpes y amenazados con armas de fuego por una banda paramilitar.

Son las cotidianeidades de los campesinos invisibles que son presionados para que desalojen su monte Santiagueño, este largo proceso ha cobrado vidas como el caso del asesinato de Cristian Ferreyra, uno de los únicos que tomó una trayectoria nacional por su abordaje periodístico en los medios de Buenos Aires (autodenominados medios nacionales).

Balcho el invisible

La organización campesina Unión de Productores del Salado Norte (UPSSAN) con asiento en Santos Lugares (Dpto. Alberdi), en una reciente asamblea decidieron eliminar el calificativo de ‘pequeños’ en su sigla, consideran que esa afirmación se la otorgó el Estado para reducir sus espacios territoriales, ahora intentan decidir por cuenta propia, situación que les ha costado el retiro del apoyo técnico de la Subsecretaria de Agricultura Familiar. Guido Corbalán, dirigente de la UPSSAN y del Movimiento Campesino (MOCASE) dice “desde que salimos en Octubre de 2010 a cortar la ruta 34 para hacernos visibles en nuestros problemas, la actitud nuestra ha tomado carácter de autónoma y la subsecretaria ya no aporta con técnicos que conduzcan nuestras demandas” menciona.

A esta organización pertenecía Balcho, un hombre de un poco mas de 50 años que no alcanzaba a medir 1,50 de estatura, pero su corazón sobrepasaba esa dimensión. Era característico de él ofrecer productos alimenticios que él mismo cosechaba cuando alguien llegaba a visitarlo a su rancho donde matizaba el encuentro con las personas contando sus historias de trabajo, luchas y resistencias.

En una de esas ocasiones estuvo preso por causa de la tierra, fue detenido después de una acción de resistencia que llevó a cabo la UPSSAN en la comunidad de San Bernardo (Dpto. Jiménez), en esa ocasión el financista tucumano, Regino Biroche atacó con armas de fuego a la comunidad, el hecho ocurrió el 25 de Noviembre de 2005, de ese caso aun existen imputados campesinos. “Vinieron como 20 milicos a buscarme en un camión, con un machete los embrome un poco, cuando me agarraron les dije ustedes andaban con todas esas protecciones por eso nomas me agarraron sino todavía le hago pelea” contaba Balcho entre la risa de quienes escuchábamos sus historias.

Otra característica de Balcho Barrera, era su búsqueda permanente de material informativo que no criminalizara sus luchas, al encontrarse con algo que le sirviera se los llevaba a su hijos “yo siempre busco revistas a los chicos para explicarles cómo otros medios tratan la información nuestra, no es como siempre salen en los diarios tradicionales” recalcaba.

Respecto a sus labores cotidianas, decidió no cambiar la confección de sus cercos por los de alambre “los hice siempre con ramas, así cuido el monte, en mi monte cuido los árboles porque tengo comida para mi familia y mis animales” decía Balcho campesino que vuelve a la tierra que tanto defendió apurado por un paro cardiaco.

Paramilitares en el Monte

La presencia de grupos armados es cada vez más recurrente. Ex policías y campesinos son escogidos por los empresarios, buscan a los que tienen un historial delictivo para ponerlos al servicio de sus intereses y forzar a los paisanos a entregar sus tierras.

Nota completa en la edición impresa. MASCARÓ #3

SIN COMENTARIOS

RESPONDER