COMPARTIR

Para hacer el cálculo de EE se debe considerar el PBI y descontar de él el Costo de la Reproducción Social y la Depreciación del Capital Reproductivo (amortización).

EE = PBI – CRS – Depreciación del Capital Reproductivo.

Una vez obtenido, de la misma importancia es considerar cómo se distribuye el EE en la economía argentina, siendo los tres destinos principales del mismo, la Inversión Productiva, el Consumo Suntuario y la Fuga de Capitales.

EE = IP + CS + Fuga de Capitales

Inversión Productiva: En el trabajo “El excedente económico y sus usos en la Argentina de la pos convertibilidad”, José Sbatella presenta en este rubro una modificación importante respecto del brasilero Furtado.

Para el cálculo de la Inversión Productiva no toma el total de la Inversión Bruta Interna Fija (IBIF). En las Cuentas Nacionales, la IBIF se compone de inversión en equipos durables y construcción en general. Sbatella, atinadamente, descuenta de la IBIF, la inversión en la construcción residencial por considerarlo un gasto suntuario ya que no aporta a la reproducción social.

También con buen criterio, al igual que el estudio “Excedente, distribución del ingreso y acumulación. Trayectoria de la economía argentina 1993 – 2007” (G. De Santis y M. Rodríguez. Entrelíneas, mayo de 2009), a diferencia de las Cuentas Nacionales en las que se toman como gastos, aquí se incluyen dentro de la inversión productiva los montos destinados a Educación Superior, investigación en Ciencia y Técnica, y en Cultura. Destacamos sí que, los recursos destinados a la educación siguen siendo bajos y a Investigación y Desarrollo, ínfimos.

La aplicación de estos criterios da por resultado una diferencia significativa entre la Inversión Productiva así calculada y la Inversión Bruta Interna Fija (IBIF).

Consumo Suntuario: se considera como tal a todos los gastos de las personas por sobre el Costo de Reproducción Social.

Fuga de Capitales: se considera como Fuga de Capitales a toda salida de capitales domésticos, tanto de residentes como de extranjeros del sistema financiero nacional. Incluye tanto a la salida de divisas como al atesoramiento de las mismas por fuera del sistema financiero. Con este criterio, la fuga estuvo en niveles relativamente bajos entre 2003 y 2006, para aumentar considerablemente entre ese año y 2011. Estimamos que en los tres años que siguieron, la Fuga ha aumentado más rápidamente.

Producto Interno Bruto e Inversión Productiva

Para tener una visión del conjunto de la economía, vamos a expresar el PBI por la suma de sus dos destinos: el Costo de Reproducción Social y el Excedente Económico, y como este último es la suma de la Inversión Productiva, el Consumo Suntuario, la Fuga de Capitales, y la Depreciación del Capital, resulta que:

PBI = CRS + IP + CS + Fuga + Depreciación.

Observando la evolución de todos estos conceptos podemos sacar algunas conclusiones. Entre 2003 y 2011 descendió considerablemente el Consumo Suntuario (bajó 19 puntos del PBI) y creció la Inversión Productiva, pero sólo 6 puntos. Es decir que no toda esa mejora sino sólo menos de la tercera parte se volcó a la Inversión Productiva. Si bien no aparece en este estudio, tenemos que indicar aquí que el aumento en la IP se debió a un crecimiento importante de las inversiones públicas mientras que las privadas se mantuvieron en los valores anteriores. También resulta positivo que un 8% del Consumo Suntuario se haya trasladado al Costo de Reproducción Social; pero un 4% incrementó la Fuga de Capitales.

 

VER GRÁFICO: Evolución del Costo de Reproducción Social, la depreciación del capital y los usos del EE en porcentaje del PBI

SIN COMENTARIOS

RESPONDER