COMPARTIR

A 5 años de la desaparición de Luciano Arruga, entrevistamos a Vanesa Orieta, su hermana y protagonista principal en la búsqueda de justicia.  Los derechos humanos, los medios de comunicación y la justicia, en la voz de alguien que convive día a día con la inseguridad.

Por Lucas Napoliello

Luciano tenía 16 años la última vez que fue visto por los vecinos de Lomas del Mirador, fue un 31 de enero, allá por el 2009. A pesar de 5 años de lucha y de la búsqueda de responsables, no hay un solo detenido.  Sus familiares y amigos aseguran que a Luciano lo hicieron desaparecer los mismos  policías para los que se negó a robar. Luciano no quiso ser una estadística más en los hechos delictivos y hoy nada se sabe de él.

Todos los años, con motivo de lucha y memoria, de memoria y lucha, sus familiares y amigos, apoyados por cientos de organizaciones políticas, sociales , de derechos humanos, culturales, murgas , y artistas varios realizan una jornada  en la plaza que lleva su nombre exigiendo justicia por él, y por los cientos de pibes víctimas del sistema.

Lo primero que se nos ocurre preguntarle a Vanesa…

¿Qué te sugiere la palabra INSEGURIDAD?

Nosotros cuando hablamos de inseguridad hablamos de la que les toca los pibes de los barrios. Los pibes que no tienen derecho, que no viven en una vivienda digna, que no tienen una alimentación correcta, acorde. Cuando los chicos no acceden a una atención de salud gratuita y de calidad, lo mismo pasa con la educación. Esta falta de derechos provoca que después muchos  jóvenes vivan situaciones muy violentas que muchas terminan en casos de gatillo fácil, y esto se da por una falta de derechos. Las villas existen, y nosotros las hemos naturalizado, y en la villa se vive violentamente todos los días. Esto es violencia y esto genera inseguridad en las villas y en la vida de los pibes de los barrios. Pero esto hay que dejar en claro, la falta de derechos genera inseguridad en jóvenes, niños, niñas, adultos de los barrios humildes. La realidad de hoy es que la seguridad parecería ser un derecho solo de los sectores acomodados. Entonces esta gente, al mismo tiempo, se cree con derecho a decidir quiénes viven y quiénes no; o quiénes deben vivir controlados, reprimidos, y quiénes no.

¿Qué rol ocupan los medios de comunicación?

Los medios de comunicación no hacen más que fomentar este estereotipo de “pibe chorro”. Ellos hablan de inseguridad  todo el tiempo, pero no hablan de la policía enredada en casos de gatillo fácil, desarmaderos de autos, salideras bancarias, redes de trata, esto para los grandes medios no hay que analizarlo, porque quizás hasta les toque a ellos ser culpables de esta otra inseguridad. Se encargan de formar este prototipo de pibe peligroso y lo que hacen los sectores acomodados de la sociedad es tomar este discurso que imponen los medios y exigirles a los funcionarios públicos para que actúen con medidas. Y los traidores funcionarios políticos que tenemos lo que hacen es salir por estos mismos medios a decirle a la sociedad que van a actuar en consecuencia. Y es muy hipócrita, porque ya saben que lo que van a ocasionar es el asesinato de pibes pobres. Lo que hacen es reprimir en los barrios: con policías, con más armas, con más cámaras, con más control; esto es lo que aumenta la cantidad de pibes muertos en los barrios, esto es lo que aumenta los casos de gatillo fácil. Desde la apertura de la democracia hasta hoy tenemos más de 4.500 pibes asesinados por el gatillo fácil, más de 200 vidas desaparecidas por las diferentes fuerzas de seguridad y estamos contando la cantidad de mujeres desaparecidas por las redes de trata. Y hay que seguir condenando a los grandes medios de comunicación, a los sectores  políticos y judiciales, porque son ellos los encargados de exterminar, y no me tiembla la voz para decirlo, de exterminar a un sector joven y pobre. Y los que somos consientes de esta realidad, de esta problemática, bueno, empecemos a levantar esta lucha, estas banderas, porque pasa esto, a los pibes los están exterminando.

Me imagino entonces como les resultará a ustedes cuando se habla de bajar la edad de imputabilidad…

Es más de lo mismo. La baja en la edad de imputabilidad es algo que se viene pidiendo mucho en la provincia de Buenos Aires por parte de los sectores acomodados de la sociedad, y que los medios le dan manija, manija, manija. El mismo (gobernador) Daniel Scioli dijo que le parecía bien bajar la edad de imputabilidad. El mismo impresentable de (Martín)Insaurralde diciendo, en período de elecciones, que a él también le parecía bien esta medida. Ahora yo les pregunto a estas dos personas, ¿fueron?¿Recorrieron un barrio y miraron cómo vive la gente, en qué condiciones?¿Se fijaron o se pusieron a charlar con algún joven de algún barrio humilde para saber cuál es su historia, cuáles son sus carencias, cuáles son las faltas de derechos? No, no lo hicieron, y ellos son también los responsables políticos de que muchos pibes estén muertos;  yo soy muy clara, las muertes de los pibes tienen responsables políticos, por más que en nuestro país los responsables políticos nunca vean una pena y no pasa nada con ellos. Son los mismos que idean las políticas que terminan matando a nuestros pibes, como por ejemplo bajar la edad de imputabilidad en los menores.

 

En la Plaza Luciano Arruga, los familiares de víctimas de gatillo fácil, se juntan con los familiares de las víctimas de “la tragedia de once” y también de Cromañón, debaten con representantes de Madres-Línea Fundadora, entre otros. Los derechos humanos de ayer y hoy se exponen en un mismo lugar, en dos charlas diferentes.

 

¿Y por qué creés que se busca la solución fácil, la de echarle la culpa a los pibes, de criminalizar y meter presos a menores?

El Sistema capitalista, sistema perverso, explotador que tiene que dejar de lado a una parte de la sociedad porque la repartija de la torta no da para todos. Los ricos tienen que ser cada vez más ricos, los pobres tienen que seguir siendo pobres, y al mismo tiempo hay que descartarlo, y la mejor forma de descartarlo es por medio de estas cuestiones: falta de derechos, represión institucional, desaparición de personas, bajar la edad de imputabilidad de los menores así los encerramos cada vez más rápido, no los vemos caminando por las calles.

 

¿Cambió la actitud policial al menos en el barrio donde desapareció Luciano luego de que su causa tomara estado público?

Disminuyó, disminuyó en el sentido de que antes los agarraban todos los días a cualquier hora a los pibes en la calle, delante de una vecina, delante de diez, a la una de la tarde, a las dos; pero ahora no puede ser tan alevoso, porque ahora hay una causa muy conocida en el barrio, y afortunadamente no pueden seguir zarpándose, pero ¿sabés lo que hacen? Llevan a los pibes detenidos, los golpean, los “verduguean”, esa palabra tan usada por ellos, “verduguear”, y una vez que salen los largan con el mensaje de que van a terminar igual que Luciano.

No hay que perder la memoria. Hoy que en los últimos tiempos se habla de “década ganada”, de los derechos humanos, de la memoria… Bueno, memoria es esto: memoria es recordar cómo largaban a algunos compañeros durante la última dictadura militar después de torturarlos y después de ver cómo torturaban a sus compañeros y salían a contar todo lo vivido y eso a su vez llegaba a otras personas, e instalaban el miedo de esa forma, bueno, eso es lo que hacen ahora, en democracia. Lo que pasa es que parecería ser que a la gente le sirve tener una porción de memoria, la otra porción de la memoria descartarla precisamente para no analizar que ahora, en democracia, también nos siguen mandando mensajes y a través de pibes muy pequeños; y eso es lo que nos tiene que poner la piel de gallina, porque si soy yo, bueno… soy yo, pero a veces mandan pibes chiquititos para decirme que van a terminar como mi hermano.

Del sur lleganRamón Cortez, trabajador petrolero de Las Heras condenado injustamente a prisión perpetua por la muerte de un policía, y los familiares de Daniel Solano, trabajador golondrina que se opuso a ser explotado por una multinacional en Río Negro y que está desaparecido desde 2011. La lucha de los familiares llevó a 7 policías tras las rejas, pero también quieren allí a los autores intelectuales.

¿Cómo viene la idea de crear un espacio para la Memoria en el lugar donde vieron por última vez a tu hermano?

Hay que esperar que los jueces y los fiscales que tienen la causa vuelvan de vacaciones, porque están de feria judicial, ¡están de feria judicial a pesar de que Luciano está desaparecido hace 5 años! Así que cuando vuelvan de vacaciones veremos cómo salieron las medidas que se tomaron en torno al ex destacamento policial de Lomas del Mirador para las excavaciones. Mientras tanto el lugar sigue frenado y en el estado en que nosotros lo tomamos el 17 de octubre. El acampe duró unos meses y se lograron las dos cosas que queríamos, por un lado que se realicen los peritajes antropológicos correspondientes, realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense, se hicieron las excavaciones y hay que esperar los resultados de las investigaciones y por otro lado, se logró que el Municipio de La Matanza nos cediera el Espacio para la Memoria, el ex destacamento, en un Comodato que se firmó ante las autoridades. Esto nos permitió trabajar en forma independiente de todo gobierno. Un organismo de derechos humanos tiene que trabajar de manera independiente. Yo creo que no está bien que los organismos de derechos humanos tengan fuertes vinculaciones con el poder político de turno porque quizás eso hace que tal vez no pueda ver que los derechos humanos también se violan en democracia.

Miles de personas, ambiente de encuentro, lucha y alegría, música y chicos por toda la plaza.

La paz se adueñó de la tarde, ni un policía vigila, “acá nos cuidamos entre todos” dice alguien desde el escenario…

SIN COMENTARIOS

RESPONDER