COMPARTIR

Sección inspirada en la homónima idea de la revista Tinta Roja, con el permiso de sus creadores.

> Por Juan Talparoso

Se sabe que los gorilas vienen de distintos tamaños, formas, colores y caracteres. Hay gorilas que se muestran orgullosos, gorilas que no afirman serlo pero tampoco lo niegan y hay gorilas que se esconden, gorilas que tratan de pasar desapercibidos, pero que no son otra cosa que gorilas, porque aunque el gorila se vista de izquierda, gorila queda. Esta vez es el turno de tratar con un Gorila que intenta, sin éxito, disimular su condición, Hermes Juan Binner.

El ex Intendente de Rosario, ex gobernador de la Provincia de Santa Fe y ex candidato presidencial por el FAP, viene de una tradición de militancia en distintas expresiones surgidas del Partido Socialista, e incluso fue un actor importante en su refundación como tal en su provincia. Después de ganar las elecciones de 2007 se convirtió en el primer gobernador socialista del país, o por lo menos así dijeron, no por negar su éxito electoral, sino por el uso del adjetivo socialista que poco se ajusta a la realidad.

Nuestro amigo Hermes construyó un nombre en la política nacional usando su imágen de administrador serio, hombre honesto y ante todas las cosas, hablando poco. Quizás fue un acierto enorme el hecho de hablar poco, ya que más allá de que sabemos que lejos está de ser serio y honesto lo preferíamos cuando hablaba poco, porque desde que empezó a ser uno del habituales invitados a cuanto programa haya en TN, a él y a sus compañeros les cuesta cada vez más ocultar su perfil marcadamente de derecha.

Entre las brillantes declaraciones de Binner, quizás la que más revuelo armó, fue su clara oposición al gobierno de Hugo Chavez, primero apoyando expresamente la candidatura del neoliberal Capriles y luego llegando aún más lejos, declarando ante la enfermedad del Comandante Chavez que “Si Chávez no puede jurar, tampoco puede asumir”. Estas desafortunadas declaraciones, junto con otra igualmente poco feliz como “los muertos en Venezuela son culpa de los gobiernos populistas”, le valieron al Partido Socialista la expulsión del Foro de São Paulo (foro que reúne a muchos de los partidos de izquierda de latinoamérica).

Hermes viene hace rato mostrando la hilacha cada vez que le acercan un micrófono y no le ha temblado la voz a la hora de dejar en claro algunas ideas que lo apartan claramente de cualquier pensamiento cercano al socialismo. “Hay que pagarles a los fondos buitre, pero haciendo una propuesta, debemos responder a las demandas, si Argentina no lo concreta, realemente no avazaremos a integrarnos al mundo” suena a frase de los 90s y hoy en día uno se encuentra preparado para escucharla de boca de nefastos actores políticos y de inescrupulosos operadores mediáticos que por lo menos tienen la decencia de no ocultar su pertenencia de clase, pero, aunque usted no lo crea, el autor no es otro que el Primer Gobernador Socialista.

Fiel a la historia de su provincia Hermes Juan sabe que debe tener una política clara respecto de los sectores dedicados a la actividad agropecuaria, por eso para despejar dudas este año fue uno de los encargados, junto con Bonfatti, Daniel Scioli, los representantes de la Mesa de Enlace y Marcela Noble (hija adoptiva de la dueña de Clarín) de inaugurar Expoagro, la muestra referida a la actividad que es organizada por Clarin y La Nación.

Las aspíraciones de poder de Binner y del FAP se vieron duramente golpeadas cuando a fines del 2012 se detuvo al jefe de la policía santafecina Comisario Hugo Tognoli, acusado de integrar una red delictiva dedicada al narcotráfico. El escándalo salpicó a asesores directos de Binner e incluso al actual gobernador de Santa Fe, y también socialista, Antonio Bonfatti. Lejos de hacerse cargo, Hermes niega todo e incluso se sigue dando el lujo de defender a Tognoli y sostener su inocencia.

Binner ha estirado hasta límies casi imposibles lo amplio de su Frente Amplio Progresista, lo que otrora se intentara mostrar como una alternativa a la izquierda del gobierno nacional, hoy se deja ver como lo que en realidad es, un simple aparato electoral al cual no se le mueve un pelo a la hora de hacer una alianza con la UCR de cara las próximas elecciones y que demuestra gobernando Santa Fe y ratifica con su discurso que el socialismo le queda cada vez más lejos.

Te hacemos saber Hermes Juan Binner que hace rato se te cayó la careta y que por más que intentes engañarnos sabemos cuál es tu lugar:

¡A la jaula!

SIN COMENTARIOS

RESPONDER