COMPARTIR

El sábado 19 de mayo se presentó en el Hotel BAUEN la Revista Mascaró. Además del equipo que conforma la nueva publicación, en la actividad estuvieron presentes Marcelo Conti, y periodistas de proyectos comunicacionales como Sudestada, Marcha y La Garganta Poderosa.

Mascaró, a la caza del futuro americano, es una revista de actualidad, debate político y cultura que salió a la calle el Primero de mayo y que desde su nombre recupera la obra y vida militante de Haroldo Conti, autor de la novela Mascaró el cazador americano.

En primera instancia se rindió homenaje al escritor y periodista secuestrado y desaparecido el 5 de mayo de 1976, en donde intervinieron su hijo, Marcelo Conti, y Daniel De Santis, integrante del equipo editorial de Mascaró.

De Santis, quien fuera miembro del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), donde militó también el autor de Sudeste, explicó que cuando se pensó en el nombre Mascaró, se tuvo en cuenta que “Haroldo era fundamentalmente un militante político comprometido con su tiempo”, y en este sentido, en nuestros tiempos, quienes conforman la nueva publicación “son todos jóvenes de menos de 30 años que expresan a una generación que surge en aquel 2001”.

Marcelo Conti recuperó el concepto que su padre expresara en el prólogo de la obra que fue Premio Casa de las Américas en 1975: “Mascaró es un proyecto que se le fue de las manos a mi viejo, fue creciendo y ahora nos pertenece a todos”, dijo, el hijo del hombre que escribiera: “Mascaró daba para todo. Creció y creció como un tremendo canto, y yo era a medias el cantor porque se juntaron tantas y tantas voces, que Mascaró no me pertenece”.

La sala del BAUEN estuvo decorada con cuadros alusivos a la figura de Conti, obra del fotógrafo oriundo de Chacabuco, Juan Amadeo, y de dibujos inspirados en la novela realizados por el artista platense Luxor (quien también ilustra las contratapas de Mascaró).

“Trataremos también de estar a la altura de las publicaciones y los medios que nos gustan y que son amigos”, dice nuestra editorial del número inaugural. Y en ese camino, participaron de la presentación Sudestada, Marcha y La Garganta Poderosa.

A ellos, el agradecimiento de su apoyo, de sus consejos y de sus existencias.

A Sudestada, las gracias por mostrarnos que es posible sobrevivir más de 10 años sin venderse a nadie y mostrando que se puede hacer periodismo sin fines comerciales. Esos gracias están entre otros gracias que les debemos a Sudestada y a Hugo Montero, quien participó del panel. También debemos las lindas palabras de siempre y en particular del sábado: “Mascaró está por fuera de la trampa que ofrecen hoy los medios tradicionales de comunicación, es la búsqueda por expresar otra voz. Hay que dar la pelea cultural. Esa pelea se expresa diariamente en los kioscos, en las redacciones y en las facultades”.

A La Garganta Poderosa le agradecemos que hayan estado en el BUEN y fundamentalmente que sigan estando en los barrios, en las calles, que se metan en las casas de quienes miran para otro lado con una propuesta increíblemente valiosa y superadora.

A los compañeros de Marcha les agradecemos la predisposición, las charlas previas y pos presentación, y la difusión en su joven pero consolidado portal. Cuando apareció www.marcha.org.ar a fines del año pasado nosotros ya estábamos trabajando en el proyecto de la revista y notamos que planteaban los mismos interrogantes, las mismas necesidades y nos parábamos en los mismos lugares para contar la vida cotidiana del país y de nuestra América. Eso casi nos paralizó. Dijimos: estamos planteando lo mismo. Pero enseguida entendimos que lo que estábamos haciendo, saltando al camino con Mascaró, era sumarnos a ellos y a tantos que andan por ahí buscando un mañana distinto.

La preocupación por “¿Cómo hacer periodismo en tiempos de polarización? ¿Cómo evitar que la palabra caiga presa del relato dominante, oficialista u opositor?”, del “Por qué estamos acá” que es la justificación de Marcha es también una pregunta que intentamos responder en Mascaró. Así como también su juramento “No somos neutrales” se emparienta con nuestro “Seremos parciales”.

En fin, como dice la nota en la que los compañeros de Marcha cuentan la salida de nuestra Revista (ahí también va un muchas gracias), nos acerca “Esa necesidad y desafío de movimiento, en función de generar un nuevo aporte y en sintonía con las experiencias comunicacionales, fue la sensación que reflejó el panel del que tuvimos la posibilidad de participar como colectivo de redacción de Marcha”.