COMPARTIR

> Por Agustín Santarelli

En estos días existen múltiples experiencias de clubes sociales, organizaciones y torneos que muestran desde el deporte y particularmente desde el fútbol que hay otra forma de jugar y compartir una corrida detrás de una pelota.

Una de las experiencias más destacadas tiene que ver con la Copa América Alternativa Hombre Nuevo. Este verano, entre el 14 y el 17 de febrero se disputó en Gualeguaychú, la segunda edición de este torneo que contó con la participación de clubes de Brasil, Uruguay, Chile, Europa y de las localidades de Merlo, Capital Federal, Córdoba, Rosario y Chaco. El evento se realizó en el Club Social, Deportivo y Cultural La Cuchimarra de Gualeguaychú.

“El torneo apunta a entender la práctica de fútbol más allá de la comercialización, de la mercantilización de los jugadores y todo esto atravesado por las ideas del Che, quien en definitiva nos congrega con todo lo que significa su figura”, cuenta Esteban Giachero, director del Documental Copa Hombre Nuevo, una película de fútbol, que recupera la experiencia de la primera edición disputada en 2012 en el Club Social Atlético y Deportivo “Che Guevara” de Jesús María.

La película realizada por Esteban junto a otros compañeros del Colectivo Hombre Nuevo ha circulado por distintos espacios, como clubes, universidades y su proyección se ha incluido en programas de televisión.

La mayoría de los clubes participantes, se conformaron a partir de espacios de militancia, organizaciones sociales y trabajos en barrios que en materia deportiva “tapan un bache donde el Estado no llega”.

Según cuenta Esteban, “el fútbol termina siendo una excusa para conocer otras experiencias, pero lo que hermana a los diferentes clubes es la función de contención social se trabaja también en el fomento de valores”.

El documental se para en un concepto fundamental: el deporte siempre debe ser entendido como un derecho humano básico.

Y ahí se esboza una crítica a la política de promoción y difusión por parte del gobierno: “Está bueno que exista Fútbol para Todos y que se puedan ver los partidos, pero el Estado también debería garantizar la práctica del deporte, en este caso del fútbol. Porque como se dice en la película, se genera un espectador pasivo y no hay una revitalización de la práctica deportiva”, concluye Esteban Giachero.

SIN COMENTARIOS

RESPONDER