COMPARTIR

La historia de los 17 desaparecidos de La Plata Rugby Club (LPRC) es conocida. Pero ahora se sabe que hubo un desaparecido 18, aunque su nombre no aparece en la placa que desde hace años se instaló en la sede del conjunto canario. Se trata de Abigail Armando Attademo, el “Capitán Miguel”, militante del PRT-ERP.

Recientemente, Julián Axat –defensor penal juvenil platense e hijo del rugbier desaparecido Rodolfo Axat-, recuperó la historia deportiva del adolescente Abigail, quien fuera conocido más tarde en su organización, el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), como “Pedro” o “Panfleto” y un poco más tarde, en el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), como el Capitán Miguel.

Cuenta Axat que Attademo “Nació en La Plata el 3 de Abril de 1948. Hizo la primaria en la Escuela Anexa de la UNLP y la secundaria en el Colegio Nacional Rafael Hernández. Por ser de abril le tocó la camada del 47. Allí se hizo amigo de mi padre Rodolfo “Fel” Axat, y de tantos otros que conforman “la barra”: “Naca” Pérez Arzueta, el “Negro” Eduardo Bustillo, Ricardo “Tite” Eliçabe; Juan “el gordo” Gascón; el “flaco” Bonilla, etc. La “barra” del Nacional de 1 y 49, no es solamente una camada. Es también la octava, más tarde la séptima, la sexta; todas del “Canario” La Plata Rugby Club”.

La comprobación de que Abigail fue jugador de LPRC apareció hace poco tiempo, con unos viejos artículos y fotos del Diario El Día, que conservaba uno de sus compañeros del colegio y la ovalada, el “Gordo” Gascón.

Abigail Attademo, el Capitán Miguel, también fue tapa de diarios y su rostro era bien conocido por militares y policías desde fines de 1975, cuando encabezó el grupo de 70 combatientes del ERP que intentaron asaltar el Batallón Depósitos de Arsenales 601 Domingo Viejobueno, ubicado en la localidad de Monte Chingolo con el objetivo de apropiarse de armamento y de dar un revés importante al golpe militar que se hacía inminente. El encargado de derribar el portón de entrada con un camión, fue Jorge Moura, otro de los jugadores desaparecidos del LPRC, al igual que Eduardo Merbilah, compañero de inferiores de Abigail y de militancia de Miguel.

Después del asalto al cuartel de Monte Chingolo, el “Capitán Miguel”, era un objetivo primordial del ejército. El 4 de junio de 1976 Abigail es emboscado en la casa donde se encontraba junto a su nueva pareja, y otros compañeros de militancia. Al momento de su desaparición Abigail es herido. Hay testigos que dicen haberlo visto en Campo de Mayo.

Abigail sigue desaparecido, pero no tanto.

SIN COMENTARIOS

RESPONDER