NOTA CENTRAL

En momentos en que Estados Unidos reacomoda su estrategia  imperialista, el gobierno argentino se ofrece como su mejor alfil en el tablero regional. Detrás del discurso de combatir al narcotráfico, al terrorismo y promover...

PANORAMA POLITICO

Por Loana Barletta El número de femicidios y abusos en la Argentina aumenta año a año. Ante un Estado ausente, la organización de miles logró que se llevara a cabo el primer paro nacional para...

ECONOMÍA

Lejos de sorprender, Cambiemos implementó las medidas que se anunciaban, las que se sospechaban y las que le habían encargado, todas juntas. Rupturas, continuidades y resistencias de una economía que beneficia a unos pocos...

FUÍ TESTIGO

Por María Mercedes Rementería   En diciembre de 2001, cuando las protestas contra el gobierno de De la Rúa se multiplicaban en el país y la represión dejaba decenas de muertos, fue asesinado el militante social...

EDITORIAL # 38 | Noviembre-Diciembre 2016

En el tiempo que transcurrió desde la salida a la calle de nuestro número anterior, y este que llega a sus manos, la más linda noticia que nos tocó anotar en la agenda fue la de la recuperación de la identidad del nieto 121 y todo lo que siguió después, con las reuniones familiares en las que el muchacho de 40 años pudo conocer a su hermano, sus primos y su tía, y saber quiénes fueron sus padres.

El nieto 121 se llama Maximiliano Menna Lanzillotto, y es hijo de Domingo Menna y de Ana María Lanzillotto. Recién a los 40 años supo que nació en el centro clandestino que funcionaba en Campo de Mayo y que su madre, Ana María estaba embarazada de 8 meses cuando, junto a otros compañeros y compañeras de la dirección del PRT-ERP fueron secuestrados el 19 de julio de 1976. El mismo día por la mañana, había sido detenido Domingo, su padre.

Hace unas pocas semanas Maximiliano conoció a su hermano mayor, Ramiro, quien tenía 2 años cuando el operativo del Ejército irrumpió en el departamento de Villa Martelli. A modo de síntesis, Ramiro le contó que sus padres “tenían 29 años, que vivieron con mucha intensidad una época en la que se creía y se sentía que se podía transformar la realidad, volverla más justa. Desde esa fe y convicción de que los pueblos de América Latina podían independizarse de la dominación del imperialismo, de que el hombre podía ser un hombre nuevo, libre, autónomo, tendieron su lucha”.

Maximiliano dice que después de todo siente que se le agrandó un poco el corazón, y que no puede dejar de agradecer a quienes lo buscaron durante cuatro décadas, para que sea el que es hoy.

La recuperación de su identidad no sólo es un triunfo de la verdad sobre el terror, sino de una historia ganada, a secas, para la vida de Maximiliano y de todos y todas las que luchan por un mundo más justo.

En días en que se hace cada vez más evidente la línea que separa a los explotadores de los explotados, en que no hay forma de disimular que los dirigentes sindicales se encuentran en la otra vereda de quienes dicen representar, y que el pueblo comienza a levantarse y a encontrarse, las historias de los nietos recuperados nos alegran porque, además de una identidad, se están rescatando las vidas, las historias y las ideas de un sujeto colectivo que se adelantó a construir con sus manos una sociedad diferente.

EL GORILA ENJAULADO

Por: Juan Coscarelli Daniel Angelici nació en Villa Martelli, hijo de un inmigrante italiano que laburaba en la Ford. Desde muy pibe militó en la UCR bajo el ala del siniestro Coti Nosiglia. A los...
Suscribite Aquí
Tapa28 Tapa25 - SEPTIEMBRE2014Tapa26 - octubre2014tapa27_noviembreMiniaturaTapa24c Tapa23c Tapa22c Tapa 21-mayo2014 m Tapa 20-abril2014c 19 18 17 16 15 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1